martes, 31 de marzo de 2020

EL JARDIN DEL HECHICERO

Canta alegre el jardinero 
mientras poda con esmero 
el rosal de un hechicero. 

Entra un niño en el rosal, 
piensa en su amor colegial 
pero al fondo ve un frutal. 

Duda entre rosa o manzana 
y le pregunta a su hermana 
¿Qué le gustará a Diana? 

Manzana por el sabor, 
rosa por el buen olor 
y las dos por el color. 

El rosa es de la ilusión 
y el rojo de la pasión, 
colores del corazón. 

Por su forma primorosa 
el niño escoge la rosa, 
le parece más hermosa. 

Se fija una en sus retinas 
y coge la de una esquina 
pero olvida las espinas. 

Se clava una en el dedo, 
ve la sangre, le da miedo 
y cae una gota al suelo. 

Llega a la tierra el fluido 
y se transforma en Cupido
que le dice: La has herido.  

Cuando cortas una flor 
pierde antes el olor,
los pétalos y el color. 

Debes decir a tu hermana 
que es mejor la manzana 
más sabrosa y más sana.

Aunque es la flor más fina 
en el tallo tiene espinas. 
La manzana vitaminas. 

De la manzana es el tiempo, 
la rosa en otro momento.
La respuesta está en el viento. 

El viento a la abeja atrae 
y libando se distrae. 
La manzana madura cae. 

Ahora es tiempo de soñar
y habrá tiempo para amar. 
La rosa puede esperar.