viernes, 20 de marzo de 2020

EL SAPO GUAPO

Salta una rana 
ufana 
delante de un sapo 
guapo. 

Se llama la rana 
Juana 
y se llama el sapo 
Paco. 

De color verde la rana, 
enana.
De color parduzco el sapo,
retaco.

La mira como un macaco,
el sapo,
cuando mira una banana,
la rana.

La rana que se amilana
exclama:
¡ojú! yo de este sapo...
escapo. 

Una huida temprana,
vana,
y el sapo a la rana
gana.

Mete la rana en un saco,
opaco.
Va hasta una cueva cercana,
llana.

Ella piensa que es un caco,
Paco.
Para él es una sultana,
Juana.

Sacó la rana del saco,
flaco.
De un salto salío la rana,
sana.

Yo no soy ningún bellaco,
te ataco
hechizado de una anciana,
truhana.

La rana mira al sapo,
guapo.
El sapo mira la rana,
ufana.

Beben un afrodisíaco,
rana y sapo,
para tomar forma humana,
sapo y rana.

Como una reina gitana:
Juana.
Como un príncipe polaco:
Paco.

Entre besos y arrumacos,
Juana y Paco,
suenen a boda campanas,
Paco y Juana.